Puerta de Obanos panorámicaPuerta de Obanos panorámica
Ayuntamiento de Obanos

Villa de Obanos

Villa de Obanos

Texto: https://www.clubrural.com/que-ver/navarra/obanos

Histórica villa Navarra que, durante el siglo XIII fue sede de la Junta de Infanzones. Puede admirarse entre su caserío la Iglesia de San Juan Bautista, edifício neogótico reedificado en 1912 que sustituyó a la antigua, aprovechando las dos puertas góticas del siglo XIV y que alberga dos tallas románicas del S. XIII. de la Virgen, la de Arnotegui y la de Nuestra Señora la Blanca y otra gótica, la de Nuestra Señora de Jerusalén.

De su arquitectura civil destaca el conjunto de la plaza del pueblo y varias casas blasonadas.

La villa está muy vinculada a la historia del Camino de Santiago, como prueba la leyenda del duque Aquitano San Guillén, que peregrinó a Compostela y, a la vuelta, se retiró como ermitaño a Arnotegui, donde alcanzó la santidad. Estos hechos se rememoran en un misterio que se celebra en Obanos con participación de todo el pueblo. Es también famosa la romería de Arnotegui, en la que se pasa el agua y el vino por la cabeza plateada con reliquias de San Guillén.

Texto: https://www.spain.info/es/que-quieres/ciudades-pueblos/otros-destinos/obanos.html

En esta villa de Navarra se celebra, cada dos años, el Misterio de Obanos, una leyenda de origen medieval.

Obanos está a sólo 20 kilómetros de Pamplona, la capital de la región de Navarra. Esta pequeña villa está atravesada por el Camino de Santiago y es lugar de paso obligado para los peregrinos que acuden hacia Santiago de Compostela, ya que es aquí donde se juntan dos importantes ramales de la ruta jacobea, como son los caminos de Somport y Roncesvalles.

Vale la pena pasear por las calles y plazas de Obanos, de gran belleza y marcado ambiente medieval, con edificios con elementos góticos y grandes casonas de cantería o ladrillo. De entre su patrimonio monumental sobresale la ermita de Nuestra Señora de Arnotegui, donde tiene origen la popular leyenda del Misterio de San Guillén y Santa Felicia, una historia muy ligada al Camino de Santiago, y que cada dos años se representa en Obanos.